miércoles, 5 de septiembre de 2012

All Together Now

La música de iPod había cambiado. Ahora sonaban de nuevo los Beatles, pero era su All Together Now. Todos juntos ahora. 
En esos mismos momentos estaban todos juntos, incluso Juan, anque le costaba tragarlo. No le hacía ninguna gracia que se hubiera integrado en el grupo. Y todo porque Amanda y él hablaban siempre de los mismo temas superficiales. Hablaban sobre todo de música. Ójala estuviera aquí Alejandro. Con él podía hablar de lo que fuera. A excepción de música. Qué ironía.
Marcus y Clara estaban en un ricón, ajenos a lo que pasaba en la mente de Mérida y a la conversación de Juan y Amanda. Volvían a estar abrazados, Marcus con las manos en los bolsillos traseros del pantalón de Clara y ella aferraba al chico por la cintura.
-¿Sabes qué? -le preguntó el chico al oído.
-No -contestó Clara sonriendo. Estaba tan cerca de él que podía escuchar los latidos de su corazón. Sonrió al ver que se aceleraban.
-Me... -hizo una pausa. Clara se quedó mirándolo a los ojos, esos ojos color ámbar que casi parecían dorados. Junto con el pelo castaño, despuntado y despeinado, no había nada que se le pareciera más a un lobo que él.
-¿Sí?
-Me estás clavando las uñas.
Clara solto una risita.
-Perdón
Marcus le sonrió.
-Perdonada -y se inclinó para besarla.
A Clara le sorprendió el movimiento del chico. Nunca la solía besar cuando estaban tan cerca de su hermano. Él decía que no le hacía gracia que su hermana se estuviera morreando por ahí, pero Clara sospechaba que era porque no le gustaba que su hermana hubiera conseguido novio antes que él novia.
Juan vio como Marcus se inclinaba a besar a su hermana. Normalmente intenvendría, dicíendole a Marcus que dejara a su hermana, pero se enfadarían con él, y no iría con ellos al cine, y tampoco con Mérida. Tocaba semana de tolerancia.
-Juan.
El chico se giró. Amanda lemiraba con una sonrisa en los labios. Amanda era sexy, guapa, escalofriante. Todo lo ue a un tío le gustaría encontrar en una chica. Pero a él no le gustaba.
-¿Si? -preguntó el chico, mirándola a los ojos verdes esmeralda que la chica tenía. No se atrevía a mirarla ni un segundo al escote. 
-Sé que te molesta -dijo sonriendo-, pero debes aceptarlo: Están juntos, y lo han estado antes que tú con... quienquiera que sea la chica especial.
-Lo he aceptado -contestó Juan-. Sólo que no me acostumbro a ver a mi hermana con alguien. Para mí siempre será la niña de las dos colestas, el vestido azul y los zapatitos blancos que cantaba She's A Rainbow todos los días.
Amanda sonrió. Aunque Juan fuera el chico desastre de siempre, quería a su hermana por encima de todo.
-Y ¿al final que peli vemos? -le reguntó la chica.
Mérida seguí en su mundo, viendo cómo las escaleras se convertían en cascadas poco a poco, crecían enredaderas en las barandillas, que ahora eran de mármol. Por la ventana ya no veía el patio, con los de bachillerato persiguiendo un balon de fútbol, sino a unos caballeros, sobre un prado verde, batiéndose en un duelo amistoso. Y por las escaleras que tenía enfrente... Apareció un caballero de pelo negro y ojos marrones caoba, de piel morena y una sonrisa en la cara. Todo lo que se había imaginado desapareció y Mérida sólo vio a su mejor amigo subieno las escaleras.
-Por fin -se dijo a si misma sonriendo.
Se levantó del banco y corrió a abrazar a su amigo.
-No ha habido conversación ¿verdad? -le dijo Alejandro sonriendo.
-Afirmativo a ciento por ciento.
El chico sonrió. Lo que más le gustaba de Mérida era la extraña forma de expresarse que ella tenía.
-Te has enterado ¿no? -le dijo la chica a su amigo.
-Sorprémdeme.
-Lady Gaga va a sacar un nuevo disco -le pasó a su amigo un artículo de internet en el que se confirmaba que la Mother Monster sacaba un nuevo álbum. En el artículo salía una gran foto de Lady Gaga, un momento del vídeo favorito de los dos, Yoü and I.
-Me pido comprármelo, ¿vale?
Alejandro asintió, sonriendo. Mérida era la mejor amiga que tenía. Y nada podría hacerlo cambiar.
Mérida vio sonreir a Alejandro. Sabía que le había gustado el detalle del artículo (como ella, era un gran fan de Lady Gaga. Era la única cosa musical en la que coincidían), y que seguiría siendo su amigo para siempre. Miró a su alrededor. Marcus volvía a besar a Clara, que sonreía abiertamente, Amanda y Juan hablaban de el último "F***k Me I'm Famous" de David Guetta y sobre ir alguna vez al Pacha.
Sí, ese era el grupo de amigos (a excepción de Juan) que siempre querrá tener en cuenta. Se giró y volvió a hablar con Alejandro de Gaga, con The Beatles de fondo. All Together Now. Ahora, todos juntos.

5 comentarios:

  1. Hola una amiga tuya me ha pasado tu blog !
    Te sigo
    Me puedes seguir tu a mi
    Un beso
    http://apeteandco1.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  2. Ai, ya me lo ha pasado! Gracias por seguirme!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto de principio a fin, escribes muy bien. Sin duda tienes una seguidora más.
    Un besazo, te espero!

    ResponderEliminar
  4. Me gusta! la encontré una narración divertida y con ritmo :) Besos!

    ResponderEliminar
  5. gracias chicas!
    si podéis pasarselo a más gente, sería un detallazo.
    ya tengo a Kandy por ahí dejando la dirección, pero necesito más ayuda
    lo de no tener tuenti ¬¬

    ResponderEliminar